Argentina jugará en Israel su último partido antes del Mundial

28 marzo, 2018 7:09 pm

Será el 9 de junio en Jerusalén. Los jugadores y el DT no ven con buenos ojos este amistoso, pero la AFA se garantiza varios millones de dólares.


Jerusalén, 9 de junio de 2018. En el medio de la cancha, con la cinta de capitán, Lionel Messi está listo para tocar la pelota y empezar el partido. En el palco principal del estadio Teddy Kollek ya están ubicados Benjamín Netanyahu, el anfitrión, y Mauricio Macri, el invitado especial del primer ministro israelí. Faltan solo 7 días para que la Argentina debute en el Mundial, ante Islandia en Moscú. Pero antes de desembarcar en Rusia, la escala de la vieja cábala y los millones de dólares se antoja impostergable. Aunque a Sampaoli y los jugadores no les haga demasiada gracia tener que hacer una escala extra. ¿Quién levantará la “Copa 70° aniversario de Israel”? Delicias de selección.

A la selección, se sabe, la une un lazo fuerte con jugar allí. Lo hizo cinco veces, la primera en 1973, en un 1-1 previo al Mundial de Alemania ’74. Pero el partido cábala se instaló a partir de 1986: antes de llegar a México, con el equipo de Bilardo a los tumbos, la visita tuvo el valor del relanzamiento. Hubo un paseo de Diego Maradona por el Muro de los Lamentos y después un 7-2 que revivió al grupo, que desde ese triunfo se lanzó a la conquista del título mundial. La sucesión siguió en la previa a Italia ’90 (2-1, con también Bilardo en el banco y goles de Maradona y Caniggia), a Estados Unidos ’94 (el equipo de Basile goleó 3-0) y a Francia ’98 (la única derrota allí, un 1-2 en la era passarelliana). Después, el hilo se cortó. Hasta ahora, que Chiqui Tapia recibió la propuesta y la abrazó fuerte. Como también podrá estrechar al presidente de la Nación en Jerusalén. Es que el 12 de este mes, Netanyahu le envió una carta a Macri, invitándolo a ver juntos el partido. El texto, al que accedió este diario, tiene un dato que señala proximidad: donde decía “presidente” en letra de Word, el primer ministro israelí sobreescribió a mano “Mauricio”. Firma Netanyahu: “He instruido a las más relevantes autoridades a hacer todos los preparativos necesarios para que el partido tome lugar en Jerusalén, nuestra capital eterna. Reitero mi invitación como anfitrión para que sea mi invitado de honor durante el encuentro. Para mí será un placer recibirlo en Jerusalén y reafirmar la creciente amistad entre nuestros países”.

Para Macri será difícil rechazar el convite, dada la relación entre las dos naciones. Aunque eso lo saque de la Argentina durante un período largo: el presidente ya dijo públicamente que verá dos partidos de la selección en la primera ronda del Mundial. O vuelve al país antes de llegar a Rusia o la estancia europea se estirará mucho.

Los problemas financieros de la AFA, cuentan sus dirigentes, necesitan respiradores financieros de este tipo. Por caso: del cachet por el partido ante Italia que se jugará mañana en esta ciudad, la institución recibirá sólo el 30%; el resto fue cobrado como “adelanto” durante la presidencia de Julio Grondona. ¿Y que pasaba si se decidía buscar otro partido? La “penalidad” por incumplimiento de contrato le saldría a la propia AFA alrededor de tres millones de euros. Algo parecido ocurrirá en el resto de los amistosos que se jueguen en fechas FIFA hasta 2022: hay compromisos firmados con Adidas y Torneos de los que las administraciones de Luis Segura y Armando Pérez ya recibieron adelantos que hacen que por cada partido ingrese bastante menos de lo que indican los acuerdos. ¿Cuánto vale la selección? Aunque no está firmado el acuerdo definitivo, por el partido en Jerusalén podría recibir alrededor de un millón y medio de dólares. A eso habrá que aplicarles los descuentos mencionados.

Para Tapia, esos números valen más que una vieja cábala. Aunque él haya avalado la presencia del Brujo Manuel en Quito en octubre, cuando la selección ganó la clasificación a Rusia con angustia y tres goles de Messi, lo que busca ahora es oxígeno. Por eso le torció la voluntad a Sampaoli: el entrenador no quería hacer un desplazamiento así antes de desembarcar en Moscú: el vuelo Barcelona-Tel Aviv dura más de cuatro horas. Pero la necesidad tiene cara de amistoso, y debió aceptar. La firma del contrato por el partido, a punto de concretarse, terminará de armar el mapamundi de la selección hasta Rusia. La despedida de la Argentina, con sede y rival a confirmar (¿se jugará en la cancha de Newell’s para hacerle un regalo a Messi?), se hará el 29 de mayo. Un día después, el plantel viajará en un vuelo privado a Barcelona. El 31 se instalará en el hotel Princesa Sofía, a metros de la ciudad deportiva del club catalán. Messi será el anfitrión de sus compañeros allí donde se entrena siempre. La rutina se respetará hasta el 8, cuando partan rumbo a Israel. Y el 9, la misma noche del amistoso, se subirán al avión para bajar en un aeropuerto cercano al Bronnitsy Training Centre. Las habitaciones decoradas con motivos de selección los estarán esperando para vivir la vigilia hasta el debut, el 16 ante Islandia. El partido de la vieja cábala y los millones ya será una foto más para agregarle al archivo.

Comentarios

comentarios

URL: http://riojavirtual.com.ar/argentina-jugara-en-israel-su-ultimo-partido-antes-del-mundial/