El oficialista Abdo Benítez ganó la presidencia en Paraguay

El oficialista Abdo Benítez ganó la presidencia en Paraguay
abril 23 07:44 2018 Imprimir noticia

El joven senador y empresario obtuvo el triunfo con una diferencia de votos del 4%, muy inferior a los sondeos previos. 


El empresario conservador Mario Abdo Benítez, del gobernante partido Colorado, se consagró este domingo como nuevo presidente de Paraguay al vencer con el 46.4% de los votos a su principal rival, el liberal Efraín Alegre, quien obtuvo el 42,7% de los sufragios, según anunció el tribunal electoral en conferencia de prensa. El organismo consideró irreversible la tendencia marcada tras el conteo de un 98 por ciento de las papeletas.

Otros ocho candidatos competían por la presidencia, pero sin posibilidad alguna de llegar a conseguirla. En el país no hay segunda ronda. A las 22.58, hora Argentina, el presidente Mauricio Macri escribió en su cuenta de Twitter: “Acabo de comunicarme con Mario Abdo Benítez, presidente electo de Paraguay, para felicitarlo por su triunfo. Espero que pronto podamos trabajar juntos por el bienestar de nuestros pueblos”.

Unos 4,2 millones de ciudadanos estaban convocados a las urnas, incluyendo 38.000 en el exterior, para elegir también a los futuros legisladores, gobernadores, concejales y representantes al Parlamento del bloque regional Mercosur. Hubo una participación de casi el 65%.

Abdo Benítez, un empresario del sector publicitario de 46 años, y su vice, Hugo Velazquez Moreno, asumirán el 15 de agosto, al igual que las autoridades departamentales. La renovación total de las cámaras se efectuará a mitad de año.

El presidente electo es hijo de Mario Abdo, el histórico secretario privado del ex dictador Alfredo Stroessner, y es primo del ex titular de San Lorenzo de Almagro, Carlos Abdo. En la campaña electoral, el n nuevo mandatario fue criticado por ese lazo familiar con la dictadura, a lo que Abdo Benítez contraponía sus credenciales democráticas.

Desde antes de los comicios, Abdo Benítez, un experto en mercadeo de 46 años de edad, se mostraba como favorito con al menos el 55 por ciento de intención de voto, unos 15 puntos porcentuales por encima de Alegre. Por esa amplia ventaja sorprendió su triunfo con un margen mas estrecho. Alegre, un abogado de 55 años y líder del Partido Liberal Radical Auténtico unido a la Alianza Ganar, aparecía con 31,4% de apoyo en los sondeos previos.

Tras la confirmación del triunfo de Abdo por el Tribunal Electoral, miles de adherentes del Partido Colorado vestidos de rojo -el color de esa bandería política- se concentraron frente a la sede del partido en Asunción, donde se instaló una tarima con grupos musicales.

Según el Tribunal Electoral, a participación alcanzó 65% de los 4,2 millones de votantes, en una jornada que transcurrió con poco entusiasmo y sin incidentes.En estos comicios se eligió también el nuevo Congreso y los gobernadores de los 17 departamentos, cuyos resultados finales se difundirían este lunes.

Paraguay, que salió de 35 años de dictadura en 1989, ha vivido bajo la hegemonía del partido Colorado durante los últimos 70 años, con la sola excepción del gobierno del exobispo y expresidente izquierdista Fernando Lugo (2008-2012), quien fue destituido en un juicio político un año antes de completar su mandato.

“Me he ganado credenciales democráticas en mi trayectoria política”, declaró Abdo Benítez al rechazar ayer domingo las críticas que recibe por la cercanía de su familia con Stroessner. Aunque se distancia de la dictadura recordando que para el momento del derrocamiento de Stroessner él apenas tenía 16 años de edad, en 2006 asistió a los funerales del exdictador, que se exilió en Brasilia.

De 46 años, “Marito”, como se le conoce popularmente, estudió mercadeo en Estados Unidos.

Su programa propone mantener la política económica del saliente presidente Horacio Cartes, basada en las exportaciones agrícolas, que le ha permitido a Paraguay crecer a un ritmo de 4% anual desde hace más de una década.

Abdo Benítez también pretende llevar a cabo una reforma del Poder Judicial, que considera corrupto. Paraguay figura en el puesto 135 de percepción de corrupción, de una lista de 180 países elaborada por Transparencia Internacional.

En este país de gran mayoría católica, los dos candidatos se declararon contrarios a la despenalización del aborto y al matrimonio igualitario.

Alegre, un abogado de 55 años que comenzó su actividad política en oposición a la dictadura, intentó acceder por segunda vez a la presidencia. En las pasadas elecciones de 2013, en las que solamente tuvo el apoyo de su partido Liberal, perdió frente al actual mandatario, Horacio Cartez. Pero esta vez logró reeditar la coalición con el Frente Guasú y otras agrupaciones de izquierda que en 2008 habían dado el triunfo al ex obispo Fernando Lugo, destituido en juicio político en 2012.

En su campaña, Benítez prometió rebajar la tarifa eléctrica para impulsar la inversión industrial para la generación de empleo. Paraguay, un país rico en hidroelectricidad, no logra reducir su índice de pobreza con la misma velocidad que crece su economía, en promedio 4% anual.

El país, con una enorme concentración de la riqueza, es gobernado por unas pocas familias. Más del 85% de las tierras cultivables de Paraguay se encuentran en manos del 2 por ciento de la población.

Comentarios

comentarios