La canasta navideña, con aumento del 48% respecto de 2017

La canasta navideña, con aumento del 48% respecto de 2017
diciembre 03 18:50 2018 Imprimir noticia

Festejar nochebuena o fin de año con un típico asado, con picada y helado de postre le costará a los hogares riojanos alrededor de 48% más caro para una mesa de 5 a 6 comensales. La suba respecto de 2015 es de 251%. 


En este 2018 casi todo aumentó más que los salarios, y los costos de festejar la Navidad no serán la excepción. Los productos más tradicionales ya llegaron a las góndolas y sus valores anticipan lo que se temía: que armar la mesa de las Fiestas exigirá este año un esfuerzo económico mucho mayor. Algo que el Gobierno Nacional y Provincial buscará aliviar con un acuerdo de precios que está próximo a anunciarse.

A semanas de la celebración, se relevó 54 alimentos y bebidas típicas en los encuentros de fin de año en seis cadenas de supermercados. Se los halló un 48% más caros que en la previa de la Navidad 2017. Es un alza sin precedentes en los últimos 15 años. Y se trata de un promedio. Hubo varios productos que subieron más del 65% o que incluso duplicaron su valor, como lo hizo el dólar durante el mismo período.

Los dulces de la sobremesa están entre los artículos más encarecidos. En una marca líder como Georgalos, un turrón de maní saltó de $ 14 a $ 22,50 (un 61% anual), un postre de maní de $ 21 a $ 34 (62%), el sobre de confites de $ 19 a $ 33 (74%) y el de garrapiñadas de $ 14 a $ 25 (78%). En este último producto, las Arcor de 80 gramos, que salían $ 15,80 un año atrás, se venden a $ 22,25 (41%), y las Bariloche, lejos de $ 19, están a casi $ 29 (50%). El turrón Arcor de 120 gramos, en tanto, se disparó de $ 24 a $ 35 (46%).

En panes dulces, que este año no bajan de $ 70, se hallaron alzas del 37 al 65%, y en algunos casos reaparecieron con 100 gramos menos. En budines, con subas del 31%, ya se necesitan $ 70 para servir uno de una marca reconocida. Latas de duraznos en almíbar de $ 55 pasaron a $ 84 (53%) y las de ananá, de $ 99 a $ 129 (33%). Mientras que, por un kilo de helado artesanal, ya se paga en Capital entre $ 350 y $ 520 (en promedio, 37% más).

Para la cena, el atún lidera la lista de subas. La lata chica de La Campagnola estaba a $ 49 y ahora ronda los $ 106 (116%). Y las presentaciones más económicas se fueron de $ 17 a $ 34,50 (105%). El jamón cocido (47%) y el pollo entero (55%) también se dispararon, mientras que el kilo de asado ya ronda los $ 200 y el de peceto -clave para el vitel toné-, los $ 280.

Pasando al brindis, en sidras se hallaron alzas del 32 al 48%. El ananá fizz Del Valle, en tanto, pasó de $ 48 a $ 74 (54%). Y en botellas de champán hubo subas del 37%. Lo más duro será, sin embargo, tomar gaseosa. Y es que ahora la Coca Cola mediana (de 2,25 litros) ya cuesta casi $ 94 (49% más) y la 7Up $ 71,50 (64%). La Pepsi de 3 litros, antes a $ 59, se fue a $ 96 (63%). Y hay casos llamativos: la Mirinda de 1,5 litro se disparó de $ 24 a casi $ 51 (112%).

Así, se calculó que, con primeras marcas, los ingredientes de una cena para cinco costarán $ 1.440 con una entrada de melón con jamón y tomates rellenos con atún, peceto al horno con papas, vino de mesa y gaseosa, y postre de duraznos en almíbar con helado artesanal. Si se brinda con champán y se ofrece pan dulce, budín, turrón, garrapiñadas y nueces, habrá que agregar otros $ 580.

 

Comentarios

comentarios