¿Milagro? La cruz quedó intacta pese al voraz incendio en Notre Dame

¿Milagro? La cruz quedó intacta pese al voraz incendio en Notre Dame
abril 16 14:59 2019 Imprimir noticia

 


(Francia). Casi nueve horas después de que se alertara  sobre el inicio del incendio en la catedral de Notre Dame, los Bomberos de París informaron que el fuego estaba “controlado, parcialmente sofocado”.

Los bomberos consiguieron salvar “la estructura” de Notre Dame pero seguían luchando la madrugada del martes contra el incendio que derribó la aguja, redujo a cenizas buena parte del tejado y tuvo al mundo en ascuas durante horas.

“Reconstruiremos” la catedral, prometió el presidente Emmanuel Macron. “Se ha evitado lo peor, aunque todavía no hemos ganado la batalla totalmente”, añadió el Mandatario francés, visiblemente emocionado, antes de agradecer a los bomberos por haber salvado las dos torres y la fachada del monumento.

“Podemos considerar que la estructura está a salvo y preservada en su globalidad”, informó el comandante de la brigada de bomberos de París, Jean-Claude Gallet. Era la noticia que toda la ciudad esperaba con el corazón en un puño tras ver las impresionantes imágenes de las llamas devorando el edificio.

Antes del anuncio oficial, en redes sociales e Internet circularon las primeras imágenes de la devastación que dejó el incendio. Tras abrir las puertas, las fotografías mostraban los escombros que quedaron del techo de madera de la catedral, de más de 100 metros de longitud, conocido como “el bosque” por el gran número de vigas que hubo que utilizar para instalarlo. Los restos asomaban entre columnas de humo.

En la oscuridad de la noche, las primeras instantáneas captaron el momento en el que los bomberos ingresan a la nave central de Notre Dame. En la escena, la luz ilumina visiblemente la cruz intacta dentro de la catedral, mientras el fuego continúa latente en la parte alta, detrás del monumento que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro.

Las imágenes generaron el asombro de los usuarios en redes sociales que escribieron mensajes en los que destacaron su admiración al ver que la cruz no sufrió daños. Las autoridades temían que el fuego devastase la catedral por completo, pues en poco más de una hora las llamas lograron que la aguja de 93 metros de alto, uno de los símbolos de París, colapsara, provocando un grito de horror entre la muchedumbre agolpada en los puentes del Sena y en las calles adyacentes.

 

Comentarios

comentarios