RiojaVirtual

16 enero 17

Con polémica, Boca se quedó con la doble corona

05 noviembre 2015

En la final de la Copa Argentina, venció a Central 2 a 0. En el comienzo del ST, Boca logró la ventaja por un penal inventado por el árbitro Diego Ceballos y ejecutado por Nicolás Lodeiro. Chávez liquidó el partido en posición adelantada. Crónica.

Boca Juniors conquistó también la Copa Argentina, pero en el 2-0 ante Rosario Central influyeron enormes errores del árbitro Diego Ceballos y su asistente Marcelo Aumente, nada menos que en los dos goles.

En un Estadio Mario Alberto Kempes repleto, los goles los aportaron el uruguayo Nicolás Lodeiro, de penal, y Andrés Chávez, uno al comienzo del segundo tiempo y el otro sobre el epílogo.

Lodeiro, con un remate al palo derecho del arquero Manuel García, marcó de penal a los 9 minutos, tras una falta de Paulo Ferrari a Gino Peruzzi que el árbitro vio dentro del área, aunque fue un metro afuera.

El segundo tanto lo anotó Chávez, a los 44, tras partir apenas adelantado, tras una réplica fulminente.

Central terminó el encuentro con 10 jugadores por la expulsión de Javier Pinola, en tiempo adicionado.

Se trató de un bicampeonato obtenido por el equipo de Rodolfo Arruabarrena, dado que esta Copa Argentina se suma al certamen de Primera División que obtuvo el fin de semana último.

Durante el primer capítulo, Central fue superior y le anularon una conquista para la polémica.

La acción clave ocurrió en el minuto 37, cuando Marco Ruben prevaleció en un ramillete de futbolistas de ambos elencos y cabeceó para poner la pelota arriba y a la izquierda de Agustín Orion, todo como consecuencia de un magnífico tiro libre que ejecutó con su zurda Franco Cervi desde la derecha.

La escena fue anulada por recomendación del asistente Aumente, quien consideró que hubo posición adelantada de Marcelo Larrondo.

El ex Tigre fue el primero en ir a buscar el lanzamiento de Cervi, más allá de que en ningún momento llegó siquiera a rozar el balón.

Como consecuencia de ese episodio, fue expulsado el director técnico de los Canallas, Eduardo Coudet, quien protestó en forma enfática, prolongada y desmedida.

Los reclamos del Chacho tuvieron su origen a los 4 minutos, dado que Larrondo le ganó en velocidad a Daniel Díaz y quedó la sensación de que el Cata le cometió una infracción desde atrás, ya dentro del área grande.

El mediocampo xeneize dio las habituales ventajas por las bandas y por eso muy pronto, a los 9 minutos, ya fue amonestado Pablo Pérez, por una infracción en perjuicio de Damián Musto.

Claro que, así como se descontrola emocionalmente, a Pérez se le debe reconocer que es un futbolista muy interesante y, como prueba de ello, a los 34 minutos, disparó desde lejos en forma rasante y García controló la situación arrojándose hacia su derecha.

Fue por entonces que Ruben exhibió su gran categoría con ese cabezazo certero que batió a Orion, aunque el leve, casi minúsculo y fílmico, adelantamiento de Larrondo permitió que todo resultara invalidado y el parcial concluyera con las vallas inmaculadas.

En la segunda parte, todo parecía continuar igual, o al menos con grandes parecidos respecto de la anterior, hasta que tomó distancia Peruzzi al proyectarse por la derecha y Ferrari lo derribó desde atrás, pero evidentemente fuera del área mayor.

Sin embargo, el árbitro Ceballos incurrió en un error gigantesco y cobró el penal inexistente, que aprovechó Lodeiro para capitalizarlo con maestría, abajo y a la derecha de García, quien había escogido apostar al poste opuesto.

Desde entonces Central fue perdiedo claridad, en especial luego de que Ruben le aplicara a la pelota otro cabezazo excelente que, cuando dio la impresión de que se metía junto al ángulo superior derecho, fue el causante de una de las más notables intervenciones desde que Orion es el arquero de Boca.

Para tratar de nivelar el tanteador, Central fue perseverante y batallador, pero cada vez menos lúcido, más fácil de controlar para los boquenses e inclusive quedó expuesto a los contraataques. Asi fue que sentenció el partido Chávez.

En definitiva, cuando fue superior a Central le faltó convertir y el error mayúsculo del juez Ceballos se tornó determinante para que Boca se quedara con el triunfo y con un bicampeonato en cuestión de días, los que reflejan su crecimiento en el segundo semestre del año, en el que se fortaleció en todos los aspectos con el retorno del ídolo Carlos Tevez.

Email Impresora
Aumentar Disminuir

Escribir un comentario

Importante: Los comentarios, opiniones, respuestas a comentarios y todo material enviado a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos, pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Frente a violaciones del reglamento de este espacio y/o trasgresiones a leyes vigentes, riojavirtual.com.ar tendrá el derecho, a su solo criterio, de eliminar tanto el material relacionado con esas violaciones, como así también podrá eliminar y/o inhabilitar a los usuarios que los enviaron.

riojavirtual.com.ar 2004 ~ 2017Desarrollo de aplicaciones y sitios web de alta calidad

Buscar en el sitio