RiojaVirtual

16 diciembre 17

La caída del consumo ya acumula 15 meses consecutivos

08 mayo 2017

Para encontrar el último dato positivo hay que retrotraerse a diciembre de 2015, cuando las ventas crecieron un 0,5 por ciento. Por ejemplo el consumo de lácteos cayó a los mismos niveles que en el 2002. La compra de leche en polvo, que adquieren los sectores más humildes, se derrumbó 45% en 2016.

Marzo volvió a traer malas noticias desde el punto de vista del consumo. De acuerdo con el relevamiento de la consultora CCR, el mes cerró con una caída del 5% en unidades en la venta de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza.

En un contexto general muy malo, el dato más rescatable es que la caída en la demanda está mostrando cierta desaceleración y la baja de marzo fue la menor desde julio del año pasado.

Como se viene repitiendo en los últimos meses, los más afectados por la recesión son las grandes cadenas de comercialización.

Según los datos de CCR, en marzo las ventas en los híper y supermercados registraron una caída del 5,3% en unidades, mientras que en el llamado canal tradicional (almacenes, autoservicios chinos, pequeños comercios) la baja fue del 4,7 por ciento.

Con la caída de marzo, el consumo acumula en los primeros tres meses del año una baja del 5,9%. De esta manera, el sector se encamina a sumar un cuarto año consecutivo de retroceso en las ventas de alimentos.

El último año que mostró números positivos en materia de consumo fue 2013, cuando las ventas habían exhibido un modesto crecimiento del 1,9 por ciento.

Con el retroceso de marzo, ya suman 15 los meses con bajas en el consumo. Para encontrar el último dato positivo hay que retrotraerse a diciembre de 2015, cuando las ventas crecieron un 0,5 por ciento.

La publicación de la baja en las ventas de marzo coincidió con el anuncio, ayer, de la prórroga del plan Precios Cuidados, una herramienta que impulsó el anterior gobierno, sin demasiado éxito, para contener los aumentos de precios y sostener el consumo.

La Secretaría de Comercio informó que el programa se actualizó con un total de 455 productos de la canasta básica, que estarán disponibles en 2250 supermercados de todo el país. Se mantienen 374 productos y se sumaron 81 al nuevo listado.

En esta etapa, que se iniciará mañana y se extenderá hasta el 6 de septiembre inclusive, el incremento promedio en los precios de los productos que se mantienen para los próximos cuatro meses es de 2,5 por ciento.

Se incorporan aceites de girasol, lentejas, porotos, nuevas presentaciones de mermeladas, de yogures, postres, fideos, arroz, atún y tampones. En el listado continúan sin aumentos los alimentos frescos como frutas, verduras y los cortes más populares de carne vacuna, pan lactal, harina, tapas de tartas y empanadas, fideos y puré de tomates.

“El 40% de los 81 proveedores que participan del programa son pymes, lo cual les permite a estas empresas colocar sus productos con mayor visibilidad y aumentar sus ventas, ofreciendo a los consumidores una mayor variedad de productos en góndola”, dijo el subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado (h), mediante un comunicado.

“Para las pymes argentinas es muy importante la participación en el programa: los productos que ingresaron a Precios Cuidados en el primer trimestre del 2016 y que se mantienen, han ganado una importante participación en los hogares argentinos, algo que se ve reflejado en las ventas”, agregó a La Nación.

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor participa del programa recibiendo consultas y fiscalizando su cumplimiento. El listado completo de productos se puede consultar a partir de hoy en www.precioscuidados.gob.ar y ante cualquier duda o reclamo, la línea gratuita es el 0800 666 1518 o a través de la página web.

Caída brutal en la venta de lácteos

Los precios de los lácteos aumentaron un 40% el año pasado, y el consumo se derrumbó a los mismos niveles que en 2002, momentos en los que el país atravesaba una profunda crisis económica.

La demanda de leche en polvo se derrumbó un 45% en 2016, alcanzando la marca más baja en lo que va de este siglo. Este producto es consumido mayoritariamente por los sectores más humildes de la población.

Esta baja continuo durante el primer trimestre de este año según las estadísticas oficiales del Ministerio de Agroindustria. Los datos muestran que en 2016 se tomaron 4 litros menos de leche por habitante comparado al 2015, lo que significó una baja del 9,2%. El consumo por persona se redujo asi a 40,1 litros anuales, el nivel más bajo desde 2002.

En leche en polvo, la demanda cayó un 45,2% y pasó a 1,6 kg por habitante. Hace diez años, se consumían 4,43 kg, una marca tres veces mayor a la actual. El consumo de yogures también disminuyó en un 9,4%, y en los quesos un 10%.

La caída de la venta de lácteos se da en el marco de una brusca suba del 40% de los precios, contra un 26,7% de incremento en los alimentos. Los lácteos quedaron como los artículos comestibles con mayor aumento durante 2016, sólo por detrás de los aceites.

Email Impresora
Aumentar Disminuir

Escribir un comentario

Importante: Los comentarios, opiniones, respuestas a comentarios y todo material enviado a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos, pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Frente a violaciones del reglamento de este espacio y/o trasgresiones a leyes vigentes, riojavirtual.com.ar tendrá el derecho, a su solo criterio, de eliminar tanto el material relacionado con esas violaciones, como así también podrá eliminar y/o inhabilitar a los usuarios que los enviaron.

riojavirtual.com.ar 2004 ~ 2017Desarrollo de aplicaciones y sitios web de alta calidad

Buscar en el sitio