RiojaVirtual

30 abril 17

Apenas puede volar un 17 % de los aviones de la Fuerza Aérea

10 marzo 2013

Lo revela un informe del bloque de diputados de la UCR. Las razones son la falta de mantenimiento y de repuestos. Estas cifras señalan que la aeronáutica se encuentra en su peor estado desde la guerra de Malvinas.

El dato es alarmante. Apenas un 17 por ciento de los aviones de la Fuerza Aérea está disponible para volar. ¿Los motivos? Falta de mantenimiento, niveles de inversión alarmantes y escaso adiestramiento de los pilotos. El estado de la flota, trascendental para la defensa nacional, y especialmente para defender al país de una agresión externa, ubica a la Argentina entre los peores países del mundo. Solo en la región, Brasil y Chile lo superan ampliamente, con un 50 por ciento de la flota disponible. Y países del primer mundo, como Estados Unidos o Francia, alcanzan un 75 por ciento.

El dato sale a luz tras una serie de accidentes que involucraron a los aviones de la Fuerza Aérea. El último, el 14 de febrero, ocurrió en Santiago del Estero y tuvo como protagonista a un cazabombardero A4-AR, matrícula C-302. Los pilotos se salvaron de milagro. Según confirmaron fuentes oficiales, en la investigación del hecho interviene la Junta de Accidentes de la FAA y expertos de la ANAC. Los informes finales todavía no están disponibles, pero extraoficialmente todos coinciden que hubo una falla del motor. Con esa baja, ahora quedan solo 7 de los 36 A-4AR Fightinghawk que entraron en servicio en 1997, durante la presidencia de Carlos Menem.

La crisis se vislumbra en los modelos defensivos, de transporte o para adiestramiento. De los 53 Mirage III comprados a partir de 1968, apenas quedan 14 en el Grupo 6 de Caza de la VI Brigada Aérea, con asiento en Tandil. La mayoría está en pésimas condiciones. No tienen radar en servicio, lo que les impide interceptar aeronaves. Y solo vuelan con buenas condiciones meteorológicas porque falla el “horizonte artificial” (ADI), un instrumento que le permite al piloto conocer la posición relativa del avión en el espacio. Los Mirage están en la mira desde 2007, cuando una tragedia opacó una exhibición en Tandil. A partir de ese momento, diversos informes recomendaron la desprogramación antes de 2014.

“El país no cuenta actualmente con medios suficientes para desarrollar un verdadero control del espacio aéreo. Seguir insistiendo con el uso de los aviones es suicida y criminal”, le dijo al diario porteño Clarín el diputado Julio Martínez (UCR), autor de un extenso informe sobre el estado de los aviones de la Fuerza Aérea. La principal conclusión es que de cada 10 aviones, apenas 1,5 a 1,7 están en servicio por día. Aunque se trata de un mercado dinámico, otras fuentes aeronáuticas advierten que los datos podrían ser peores. El proceso de desinversión se remonta a la década de los 80´, aunque se profundizó en los últimos diez años. Durante la gestión de Horacio Jaunarena al frente del Ministerio de Defensa (2001-2003), el 50% de los aviones estaban en servicio. El porcentaje cayó hasta el 40% con José Pampuro y llegó a un 30% con Nilda Garré (2005-2010).

La aeronave insignia en materia de apoyo de fuego, el IA-58 Pucará, apenas cuenta con 34 aviones disponibles de los 200 que llegaron a fabricarse para la FAA.

El panorama no cambia en los aviones de entrenamiento de pilotos. Según el informe elaborado por Martínez en base a partes diarios de unidades aéreas de todo el país, actualmente hay 34 B-45 Mentor de los 90 originales, y 27 Embraer EMB 312 Tucano. “El Tucano se encuentra en la mitad de su vida útil, exhibiendo importantes problemas de mantenimiento, agravados por la falta de sostén logístico como producto de la ausencia de proveedores de repuestos en el mercado local y la falta de interés de empresa internacionales en cubrir las necesidades ”, asegura el informe. La solución que se vislumbra para que los alumnos hagan sus primeras horas de vuelo es el IA-73, un avión entrenador básico que se está desarrollando en la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea), en Córdoba. Se trata del primer desarrollo de esa fábrica luego de la estatización.

A la crisis de la flota se le suma el éxodo de los pilotos hacia las aerolíneas comerciales. Ese proceso significa una pérdida económica enorme para el Estado, que invierte $10 millones por cada piloto.

Email Impresora
Aumentar Disminuir

Escribir un comentario

Importante: Los comentarios, opiniones, respuestas a comentarios y todo material enviado a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos, pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Frente a violaciones del reglamento de este espacio y/o trasgresiones a leyes vigentes, riojavirtual.com.ar tendrá el derecho, a su solo criterio, de eliminar tanto el material relacionado con esas violaciones, como así también podrá eliminar y/o inhabilitar a los usuarios que los enviaron.

riojavirtual.com.ar 2004 ~ 2017Desarrollo de aplicaciones y sitios web de alta calidad

Buscar en el sitio