Para el Indec la pobreza se redujo en 2017 al 25,7% en Argentina

Para el Indec la pobreza se redujo en 2017 al 25,7% en Argentina
marzo 28 19:04 2018 Imprimir noticia

La cifra marca una disminución respecto del primer semestre del año pasado y del último semestre de 2016, cuando se registraron 28,6% y 30,3%, respectivamente.


La pobreza en Argentina se situó en el 25,7% durante el segundo semestre de 2017, 4,6 puntos porcentuales por debajo de la tasa de igual período de 2016, informó el INDEC. El índice, celebrado por el Gobierno, marca el nivel más bajo desde la llegada de Macri al poder, pero no contempla las recientes suba de la inflación.

En tanto, el índice de indigencia se situó en el segundo semestre de 2017 en el 4,8 % de las personas, 1,3 puntos porcentuales por debajo del segundo semestre de 2016. En comparación con el primer semestre de 2017, el descenso es de 2,9 puntos porcentuales en el índice de pobreza y de 1,4 puntos en el de indigencia.

En un mensaje desde la Quinta de Olivos, el presidente Mauricio Macri afirmó que la baja de la tasa de pobreza “es una noticia que da esperanzas para el futuro”. “La baja de la pobreza es mi principal preocupación y prioridad”, sentenció.

La estadística oficial señala que a finales de diciembre pasado se encontraban por debajo de la línea de pobreza 1,6 millón de hogares, lo que supone 7 millones de personas. En ese conjunto, 316.350 hogares se encuentran, a su vez, bajo la línea de indigencia, lo que incluye a 1,3 millón de personas.

Según especialistas, las mejoras en las tasas de indigencia extrema no parecen acompañar lo ocurrido en materia de pobreza. “Lo cual implica un aumento de la brecha de la pobreza y una mayor cristalización de la pobreza estructural”, asegura Agustín Salvia de Observatorio de Deuda Social de la UCA.

La medición tiene en cuenta el nivel de vida en los 31 centros urbanos más poblados del país. Cabe destacar que este índice mide el nivel de pobreza según los ingresos, por lo que los aumentos de los primeros meses de este 2018 podrían hacer que la próxima medición muestre avances.

Con un acumulado de inflación de enero y febrero de 4,2% y una canasta básica con suba de 3,3% en febrero, todo parece indicar que este descenso será transitorio. En el Gobierno se esfuerzan por mostrar la baja del 32,2% del segundo trimestre de 2016 con el dato actual de 25,7%, pero habría que recalcar que esa suba abrupta ocurrió tras la devaluación del trimestre de la administración Macri.

Comentarios

comentarios