RiojaVirtual

16 octubre 17

Los porqué de la conmemoración del Día del Trabajador

01 mayo 2009

Ahora, se vive como una jornada festiva, pero nació como una trágica historia donde injusticia y sacrificio se mezclaron para dar lugar a una de las gestas más heroicas por las reivindicaciones laborales.

El Día Internacional del Trabajo, que se celebrará este 1 de Mayo en todo el mundo, se vive hoy en día como una jornada festiva pero nació como una trágica historia donde injusticia y sacrificio se mezclaron para dar lugar a una de las gestas más heroicas por las reivindicaciones laborales.

El 1º de mayo de 1886, hace 123 años, fue el día en que impulsados por la necesidad de acceder a mejores condiciones de trabajo, sindicalistas y obreros anarquistas convocaron en Chicago, Estados Unidos, a una huelga que al día siguiente derivó en un enfrentamiento con el poder estatal, cuyo saldo fue la ejecución de cinco trabajadores.

Los Mártires de Chicago, como los denominó la historia, en realidad fueron ocho activistas condenados en una parodia de juicio y de los cuales tres se beneficiaron con la conmutación de la pena de muerte a que los habían sentenciado acusados por un hecho que no cometieron.

Era un mundo que cambiaba velozmente con la Revolución Industrial y donde derechos laborales como las mejores condiciones de salubridad en el trabajo o la jornadas de ocho horas eran duras conquistas que había que arrancar a fuerza de lucha.

Conquista sangrienta

En rigor, este último beneficio había llegado a los Estados Unidos en 1868, pero sólo alcanzaba a los gremios estatales por lo que los trabajadores privados debieron todavía transitar largos veinte años y un severa crisis económica antes de alcanzar el régimen al que aspiraban.

Así fue como en noviembre de 1884 un congreso de la Federación Americana del Trabajo reunido en Chicago determinó que a partir del 1º de mayo de 1886 la jornada laboral, tanto en la actividad privada como en la estatal, debía ser de ocho horas y convocó, con un año y medio de antelación, a una huelga general para ese día.

La idea era que la medida de fuerza iba prolongarse hasta tanto no se instrumentaran las ocho horas, por lo que se avizoraban jornadas calientes tal como lo adelantaron por entonces buena parte de los principales diarios estadounidenses, enteramente ligados con las posiciones conservadoras.

Sin embargo, el 1º de mayo de 1886 resultó una jornada pacífica en la que sólo se plasmó el inicio de la huelga anunciada. Fue sólo al día siguiente que se generaron los incidentes, cuando obreros amenazados con el despido se enfrentaron a los piquetes rompehuelgas de la compañía Pikerton.

Luctuoso saldo

La reyerta cobró proporciones frente a la fábrica Mc Cormicks, cuando en el lugar estaban concentrados unos 8 mil obreros y la policía cargó contra ellos con un saldo de seis trabajadores muertos y medio centenar de heridos. La respuesta sindical no se hizo esperar y se plasmó el 4 de mayo.

Ese día, a la noche, se desarrolló un acto reinvindicatorio en Haydmarket Square durante el cual los trabajadores repudiaron la violencia ejercida por la policía privada, que respondía a los intereses empresariales. En el mitin no se registraron incidentes pero cuando los trabajadores se desconcentraban, un piquete policial reprimió con disparos sin que mediara motivo alguno. La situación se agravó cuando en uno de los carros de la Policía de Chicago explotó una bomba que los uniformados pensaban utilizar contra los manifestantes.

El Haydmarket se convirtió en un matadero y nunca se supo a ciencia cierta cuánta gente perdió la vida en el enfrentamiento -sólo se oficializó la muerte de siete policías- y ni siquiera quiénes fueron los victimarios, aunque para las autoridades resultó funcional culpar por los hechos a los gremialistas que organizaron el acto.

La acusación recayó sobre los norteamericanos Albert Pearson y Oscar Neebe; los alemanes Auguste Spies, Louis Lingg, Adolph Fischer, Michael Schwab y George Engel, y el inglés Samuel Fielden, quienes el 20 de agosto de 1886 fueron condenados a morir en la horca.

Email Impresora
Aumentar Disminuir

Escribir un comentario

Importante: Los comentarios, opiniones, respuestas a comentarios y todo material enviado a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos, pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Frente a violaciones del reglamento de este espacio y/o trasgresiones a leyes vigentes, riojavirtual.com.ar tendrá el derecho, a su solo criterio, de eliminar tanto el material relacionado con esas violaciones, como así también podrá eliminar y/o inhabilitar a los usuarios que los enviaron.

riojavirtual.com.ar 2004 ~ 2017Desarrollo de aplicaciones y sitios web de alta calidad

Buscar en el sitio