RiojaVirtual

17 agosto 17

Ether, la moneda (digital) que desvela a argentinos

13 julio 2017

El interés local en torno a la divisa, que vivió un alza del 5000% en su precio entre enero y junio, aumentó fuerte.

“Buenas grupo, soy nuevo en esto. Qué debo hacer para comprar ethereum?”

“Alguien podría ayudarme? me interesa esto de minar y demás…soy de la Plata!!”

“Hola, soy nuevo en este mundo y tengo $ 14.000 para invertir, ¿qué me aconsejan?”

Una montaña de mensajes había empezado a acumularse en el grupo Ethereum Argentina de Facebook. Desde 2014, este espacio había funcionado como un reducidísimo foro de debate sobre ether, una divisa digital que funcionaba como método de pago para las operaciones realizadas en su propia plataforma y que, como tantas otras, languidecía bajo la sombra del poderoso bitcoin.

Luis Daniel, su administrador, no lograba salir de su asombro. “Estuvo casi sin movimiento hasta hace un par de meses. “En marzo había 120 personas, hoy ya son 1944 y tuve que poner un moderador porque no me daba el tiempo para aceptar las solicitude”, dice al diario La Nación.

La causa del nuevo interés está a la vista: una fenomenal suba en el valor del ether, que pasó de costar US$ 7,98 el primero de enero a US$ 407,10 apenas cinco meses después, un 5000% más.

Desde entonces, su costo se ha estabilizado en algo más de US$ 200 pero el entusiasmo de los fanáticos argentinos de las divisas digitales sigue alto. ¿Llegó la hora del ether?

 Un poco de historia

Ethereum es una creación del programador ruso-canadiense Vitalik Buterin, que propuso su desarrollo en 2013. Una de sus características centrales es que permite correr sobre su plataforma contratos inteligentes, acuerdos informáticos entre personas y organizaciones que se ejecutan solos sin la intermediación de entidades financieras o regulatorias.

“Por un lado, lo que tiene el ether que generó tanta suba es esta tecnología que tiene detrás, que posibilita operaciones diferentes a las del bitcoin. Además, para usar la plataforma necesitás contar con su moneda. Esto hizo que subiera tanto su precio”, dice Federico Rossi, analista de la consultora Research for Traders

Para financiar su lanzamiento se realizó entre julio y agosto de 2014 una ICO -Initial Coin Offering u oferta pública de monedas- en la que se repartieron 11,9 millones de ethers por un total de 31.591 bitcoins -equivalente a US$ 19,17 millones de dólares en la cotización de ese entonces-.

Nicolás Enrique Bourbon, miembro activo de la comunidad cripto argentina, estuvo entre los primeros inversores locales. “Había muchas monedas alternativas que aparecían y desaparecían pero todas parecían irrelevantes comparadas con bitcoin”, recuerda.

“Cuando salió el ether fue un concepto interesante, era una de las primeras ICOs. En ese momento un bitcoin estaba en US$ 600 dólares y te daba derecho a 2.000 ethers, que hoy valdrían US$ 400.000. Esto es fácil verlo ahora, pero en ese momento no se sabía si iba a valer algo más. Puse US$ 20 y vendí cuando llegó a US$ 40. Hoy me arrepiento, ¿Por qué no puse más?”, agrega.

Minería, en el centro del fenómeno

Los fanáticos del ether tienen la idea fija. En foros, grupos de Facebook y sitios de venta han demostrado un interés particular en el armado de computadoras dedicadas a su “minado” que resulta bastante más alto al observado entre los entusiastas de otras criptomonedas.

Francisco -no desea revelar su apellido-, reconocido por varios miembros de la comunidad cripto local como una autoridad en materia de minado, cuenta que para obtener ethers se utilizan computadoras con placas de video optimizadas. “Es negocio porque si llega a pasar algo en el mercado y la rentabilidad baja, igual tenés un respaldo en el hardware, que lo podés salir a vender.”

En este contexto de subas meteóricas en el precio del ether, ya empiezan a notarse faltantes de stock. “Estos últimos tres meses han sido récord en minería con placas de video, que se acabaron. Todo lo que se fabrica se queda en China. Es tanta la demanda que la gente está comprando placas que no son tan buenas para minar porque es lo único que hay”, reconoce.

Por lo pronto, Cryptominers, la firma que Francisco creó junto a un socio para ensamblar equipos de minería, vive un boom de ventas. “Hoy un equipo ronda los US$ 3000 y podés llegar a tener una rentabilidad del 1% diario o 30% mensual. Ahora bajó un poco y puede ser del 15%, que igual es mucho”, expresa.

 Bitcoin resiste

No todos en la comunidad miran con buenos ojos estos movimientos. Para el conferencista de bitcoin, Franco Amati, uno de sus problemas es que, a diferencia de esa divisa, el ether “no intenta ser una moneda, ni un resguardo ante procesos inflacionarios, por ende ni siquiera se encuentra definido cuál será la emisión futura que requiere la plataforma”. Sin embargo, reconoce que “esto no es un problema para su uso real”.

Entre quienes proponen al bitcoin como la solución financiera más sólida, surgió la idea de crear un sistema capaz de otorgarle algunas de las características más atractivas de la divisa rival. Así nació el proyecto Rootstock (RSK), una iniciativa 100% argentina que permite realizar con bitcoins las operaciones que hasta ahora sólo se podían hacer en Ethereum -como ICOs y contratos inteligentes-.

“Con RSK, el bitcoin vuelve a tener la dominancia del mercado”, afirma Diego Gutiérrez Zaldívar, CEO de RSK y presidente de la Fundación Bitcoin Argentina. “[La plataforma] está 100% funcional ahora, pasando por un proceso de estabilización”, admite.

Según cree, de todos modos, que el lanzamiento de RSK no dará un golpe mortal al ether. “No creo que desaparezca. Hay mucha gente que ha construido negocios en Ethereum, por lo cual existe todavía un incentivo económico”.

¿Y la cotización?

Al cierre de esta nota, el ether llegaba a US$ 200. Francisco, de Cryptominers, tiene esperanzas de que esta divisa multiplique su valor en el mediano plazo. “En tres años, no veo difícil que alcance los US$ 1000. Es una comunidad enorme, con muchos usuarios”, asegura.

Para Rossi, de Research for Traders, su valor puede caer todavía hasta los US$ 160. “De todos modos no creo que en el largo plazo vaya a desaparecer, hay muchos países y negocios que lo están aceptando y están interesados en la tecnología que trajo a blockchain”.

Bourbon no arriesga pronósticos, pero al menos no cree que haya una burbuja en torno al precio actual. Sin embargo, no se anima a decir lo mismo de algunas startups que han decidido usar la plataforma para realizar cuantiosas rondas de financiación en los últimos meses. “Están recaudando más dinero del que necesitan. El grueso de esos millones se pagan en ether y esto genera una demanda fenomenal en el sistema”, comenta.

A pesar de estas reservas, Bourbon considera que los ICOs y los contratos inteligentes representan un aporte invaluable a la todavía incipiente economía digital. “Ether trajo algo nuevo de lo que todo el ecosistema cripto se va a beneficiar. Sea esta u otra moneda, el mundo de las blockchain es distinto a partir de ahora y tiene más cosas que antes.”

Email Impresora
Aumentar Disminuir

Escribir un comentario

Importante: Los comentarios, opiniones, respuestas a comentarios y todo material enviado a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos, pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Frente a violaciones del reglamento de este espacio y/o trasgresiones a leyes vigentes, riojavirtual.com.ar tendrá el derecho, a su solo criterio, de eliminar tanto el material relacionado con esas violaciones, como así también podrá eliminar y/o inhabilitar a los usuarios que los enviaron.

riojavirtual.com.ar 2004 ~ 2017Desarrollo de aplicaciones y sitios web de alta calidad

Buscar en el sitio