Aborto Legal. La grieta también se instaló en la UNLaR

Aborto Legal. La grieta también se instaló en la UNLaR
junio 24 12:33 2018 Imprimir noticia

Docentes y alumnos con pañuelos verdes y celestes pueden verse por los pasillos. Pero lo que más llama la atención es la posición pro aborto del rector Fabián Calderón, quien apoya despenalizar y legalizar el aborto, mientras su vice rector José Gaspanello lo rechaza y se muestra con la Iglesia. 


El proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo tiene media Sanción en Diputados y pronto se votará en el Senado. El país está dividido al respecto, gran parte de la sociedad riojana también e inclusos sus legisladores y referentes de diversas instituciones como la UNLaR.

De hecho, el rector Fabián Calderón se muestra como un ferviente militante pro legalización y despenalización del aborto. De hecho repudió a docentes y profesionales del hospital de clínicas que confirmaron que no practicarán abortos por más que se apruebe la ley.

Sin embargo, su compañero de gestión en la Casa de Altos Estudios, hablamos del vice rector José Gaspanello, se muestra en el otro extremo en lo que buscan mostrar como un ejemplo de diversidad y defiende la postura de “salvemos las dos vidas”.

Incluso recientemente se los vio con referentes de la Iglesia ‘Bautista’ y sostuvo que “espero que todos aquellos que se llenaban la boca, el corazón y el alma con las encíclicas del papa Francisco lo escuchen ahora con el tema del aborto, luchemos por la vida y los derechos de los niños por nacer”.

Por último, recordó que el Papa compara al proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo con “lo mismo que hacían los nazis, pero con guantes blancos”.

Sin embargo, desde la oposición a la gestión de Calderón y Gaspanello como por ejemplo el Frente para Todos UNLaR minimizan dicha “diversidad” y ven este accionar como una puesta en escena con el objetivo de mostrarse de los dos lados del mostrador, en pos “quedar bien” con ambos sectores en vías de seguir concentrando el poder en la UNLaR.

 

Comentarios

comentarios