DENGUE. PIDEN CAUTELA CON LA VACUNA Y ACONSEJAN NO APLICAR A EMBARAZADAS Y PERSONAS INMUNODEPRIMIDAS

DENGUE. PIDEN CAUTELA CON LA VACUNA Y ACONSEJAN NO APLICAR A EMBARAZADAS Y PERSONAS INMUNODEPRIMIDAS
abril 03 10:59 2024 Imprimir noticia

El pediatra Salomón Danón recomendó no vacunar a menores de 4 años y mayores de 60 y dijo que la sociedad científica aún no aconseja la vacunación masiva. Cómo impacta la vacuna según se aplique a quienes ya tuvieron dengue o a quienes no.


La epidemia de dengue que afecta al país y que ya dejó una cifra de muertes que ronda las 130 personas y más de 180.000 infectados, causa cada vez más preocupación en la población y genera cada vez mayor interés por la vacuna contra la enfermedad.

En ese contexto, el médico pediatra Salomón Danón dialogó con Riojavirtual Radio sobre esta vacuna y pidió cautela a la población en cuanto a su aplicación a la vez que recomendó no aplicarla en personas inmunodeprimidas y embarazadas.

Hay que tener en cuenta que la vacuna, llamada Qdenga, ya tiene aprobación por parte de la ANMAT para su fase 3 pero aún no se aplica en el sector público. Quienes quieran vacunarse solo pueden hacerlo de manera privada y comprándola en las farmacias, previo indicación médica.

«Con esta vacuna se trabajó y avanzó con personas entre los 4 y 60 años. Es decir que para menores de 4 años y mayores de 60 la vacuna no está probada por lo tanto no debería tener indicación. Además, el hecho de que esté aprobada por ANMAT no significa que deba ser una vacuna indicada para todo el mundo», afirmó Danón.

El especialista subrayó que la vacuna contra en dengue que hay en la Argentina (Qdenga), está en fase 4. «La fase 4 es la última fase en la investigación de vacunas. Por eso las sociedades científicas le están diciendo al Ministerio de Salud de la Nación que todavía no es momento de indicar esta vacuna», indicó.

Danón dijo además que la vacuna Qdenga «es una vacuna contra virus vivos y cuando tenemos una vacuna a virus vivos hay personas a las que no hay que colocársela porque el virus está atenuado, o sea, el virus no sirve para provocar totalmente la enfermedad en las personas que sí tienen defensas». «En cambio, en el caso de una persona embarazada o persona con defensas bajas, es decir, inmunideprimidos, no deberían colocársela porque puede implicar un riesgo, poco frecuente, pero potencial de generar complicaciones», dijo.

El pediatra añadió que la vacuna Qdenga está diseñada para combatir los efectos de los a los cuatro tipos de virus del dengue. «Esta vacuna da mejores resultados en las personas que ya tuvieron la enfermedad y la respuesta defensiva es contra el dengue 1 y 2 que es el que la mayoría de la gente ya ha tenido y la respuesta es un poco más bajo para el dengue 3 y 4 que es el que potencialmente puede afectar», destacó.

Danón dijo que la inmunidad de la vacuna, al cabo de tres o cuatro años, difiere según se apliquen a personas que ya tuvieron dengue o a quienes aún no padecieron la enfermedad. En este punto, sostuvo que la vacuna podría favorecer formas más graves de dengue para estos últimos.

«Hay trabajos que hablan que después de tres años y medio o cuatro, la respuestas defensiva de la vacuna está bajando en quienes ya tuvieron dengue, con lo cual se podría indicar una nueva dosis. Es decir, en personas que ya han tenido dengue la inmunidad de la vacuna baja pero eso no sería un problema porque se puede aplicar un refuerzo. Por en contrario, en personas que no han tenido dengue se ha visto que tienen más posibilidades de hacer un dengue un poquito más severo. Igual todo esto está en estudio», señaló.

En este punto, Danón pidió «ser prudentes con la solicitud de la vacuna y con la indicación». «Hasta que las sociedades científicas no aconsejen la vacunación masiva o limiten a los grupos que ellos consideren, hay que ser especialmente cautelosos», alertó.

Sin embargo, estimó que la vacuna contra el dengue «va a andar muy bien». «Yo estoy casi seguro que es una vacuna que va a andar muy bien pero para eso todavía se están necesitando pruebas de campo»

Además, subrayó que algunas personas que toman medicamentos anticoagulantes pueden tener riesgos de desarrollar complicaciones si se aplican las vacunas y dijo que la misma situación vale para personas con enfermedades coronarias.

Comentarios

comentarios