EL DENGUE Y LA ALIMENTACIÓN. QUÉ ES ACONSEJABLE COMER LUEGO DE HABER TENIDO LA ENFERMEDAD

EL DENGUE Y LA ALIMENTACIÓN. QUÉ ES ACONSEJABLE COMER LUEGO DE HABER TENIDO LA ENFERMEDAD
abril 16 10:27 2024 Imprimir noticia

La enfermedad tiene alto impacto en el sistema hepático y se recomienda consumir alimentos que ayuden a disminuir la inflamación del hígado y a recomponer el sistema digestivo. Son claves en la alimentación los tres primeros meses post dengue.


La epidemia de dengue avanza en todo el país y en La Rioja crecen día a día los casos. Para quienes pasaron por esta enfermedad es clave qué alimentos consumir para lograr una mejor recuperación del cuerpo y de nuestro estado de salud en general.

Sofía Reinoso, nutricionista, habló con Riojavirtual Radio y aconsejó qué alimentos es preferible consumir tras haber padecido dengue.

«El dengue provoca una baja de nuestro sistema inmunológico y uno de los principales órganos que afecta es el hígado. Las enzimas hepáticas aumentan un montón en los pacientes pos dengue y que simulan un estado de hepatitis. Ante esto, lo que necesita alguien que tuvo dengue es disminuir ese estado de inflamación y cuidar su sistema digestivo para que eso ayude a aumentar las defensas y las plaquetas que bajaron durante la enfermedad», afirmó Reinoso.

La especialista agregó que, en el post dengue, se recomienda consumir frutas y también verduras cocidas para evitar cualquier tipo de contaminación que pueda ingresar al organismo proveniente de verduras crudas. «A las frutas y las verduras cocidas hay que agregarle alimentos que tengan vitamina C que está en los cítricos como la naranja y la mandarina y también incorporar vitamina D porque aumenta el calcio. También se deben consumir carnes magras y evitar el consumo de alcohol», aconsejó.

Reinoso recomendó que tras sufrir el dengue, la persona en cuestión «debe tener una buena alimentación al menos durante los tres meses siguientes y que es lo ideal para que nuestro hígado se pueda recuperar después de haber sufrido esta enfermedad».

En este punto, destacó que también es importante el consumo de hierro. «Hay dos tipos de hierro en los alimentos. Uno es el hierro hémico, que se encuentra principalmente en los alimentos de origen animal, en las carnes rojas. Este tipo de alimentos con hierro hémico no necesita de ningún facilitador para ser absorbido por el cuerpo. En cambio, el hierro no hémico es el que está en las verduras de hojas verdes como la espinaca, la acelga, las legumbres o las lentejas», detalló.

La nutricionista agregó que estos alimentos con hierro no hémico «sí necesitan un facilitador para poderse absorber y ese facilitador puede ser la vitamina C». «Por ejemplo si me hago una tortilla de espinacas con una ensalada que tenga legumbres, es aconsejable que de postre coma una naranja», dijo.

Al mismo tiempo, advirtió que hay alimentos que inhiben la absorción de hierro no hémico, entre los que destacó los alimentos con calcio. «Es decir, que hay que consumir la leche lo más lejos posible de esta comida que poníamos en el ejemplo. El té también debe estar lejos de esa comida porque también inhibe la absorción de hierro. Por ejemplo, tomarse un té luego del almuerzo me va a inhibir la absorción del hierro no hémico que está en las verduras y tampoco hay que consumir chocolates porque también es un inhibidor», recomendó.

Comentarios

comentarios