¿EL PERONISMO PUEDE DAR VUELTA EL RESULTADO? POR MATTÍAS MERAGELMAN

¿EL PERONISMO PUEDE DAR VUELTA EL RESULTADO? POR MATTÍAS MERAGELMAN
octubre 08 10:31 2023 Imprimir noticia

A dos semanas de ir a votar el objetivo de UxP en La Rioja es conseguir dos senadores y para eso cambió su estrategia en el territorio. ¿Es una elección provincial o nacional? La puja por los 40 mil que no fueron a votar. El impacto en el próximo gabinete.


Ricardo Quintela se los dijo a sus funcionarios y dirigentes de manera directa, también se los sugirió de manera indirecta en otras oportunidades y hasta cambió la estrategia electoral del oficialismo en el territorio. El peronismo quiere dar vuelta el resultado de las PASO en las elecciones del próximo 22 de octubre y quedarse con las dos bancas de senadores nacionales. La gran pregunta es si podrá hacerlo.  

Con cualquier dirigente del oficialismo o de la oposición que se converse en estas semanas, todos están obsesionados con lo mismo: captar al votante que no concurrió a las urnas en las PASO. Existen estudios y encuestas de todo tipo, pero hay un consenso generalizado que serían 40 mil los riojanos en condiciones de votar pero que eligieron quedarse en sus casas el pasado 13 de agosto.

A favor de esa expectativa de la clase dirigente se puede mencionar que históricamente desde la implementación de las PASO en el año 2011 siempre en las generales votó más gente que en las internas. 

Sin embargo, nadie puede garantizar que eso se repita en este contexto de profundo malestar social con la dirigencia política que se viene manifestando en los últimos meses y mucho menos saber a quién podría votar el que optó por la abstención en agosto.

Otra posibilidad para conseguir un resultado diferente es lograr que quien votó a un candidato elija a otro en las generales. Sin embargo, cuesta imaginar que un votante de Javier Milei o Sergio Massa modifique su postura. En ese sentido, el peronismo centró su campaña de las últimas semanas en tratar de instalar las consecuencias negativas para la Provincia que tendría un Gobierno nacional en manos de los liberales.

Quien lo sostuvo de manera más explícita fue la vicegobernadora y candidata a senadora nacional Florencia López. “La gente tiene que tener una visión más egoísta, que piense más en sí misma. Quiero mi casa, quiero mi trabajo, mi aumento de sueldo. Sé que la gente tiene bronca y que no llega a fin de mes, pero necesitamossaber que el Gobierno provincial que elegimos el 7 de mayo no podrá hacer absolutamente nada sin un Presidente que acompañe. El Intendente electo de Capitaltampoco podrá hacer nada sin un presidente que apoye a los municipios”, dijo en “Riojavirtual Radio”.

En ese marco, el oficialismo cambió su estrategia territorial para estos comicios y hablan de “una campaña que no es campaña”, en referencia a un trabajo más personalizado, casa por casa, charlando con cada vecinode manera informal para intentar explicar qué implicaría un triunfo de Milei. 

Es por ello que los dirigentes no tienen a cargo el trabajo político por zonas de las ciudades o localidades, sino que se habla de escuelas y de padrones específicos. “A mi me tocó una escuela, no una zona, entonces yo soy el responsable político de los resultados en esa escuela”, comentaba esta semana un dirigente histórico de la zonaNorte. 

Ese cambio de estrategia también obedece al malestar que quedó en la cúspide del poder político provincial luego de las PASO. 

“Hubo varios dirigentes que hicieron la plancha en agosto y eso se notó. Nosotros sabemos que es difícil garantizar el resultado de unos comicios donde la gente vota más lo nacional que lo provincial y con el enojo que hay por la situación económica, pero tampoco es cuestión de que perdamos por falta de actitud”, se escuchó en la Residencia oficial varias veces.

Cuando se abran las urnas el domingo a la noche habrá dos distritos que se mirarán con especial atención, Chilecito y Capital. Todos saben que no será fácil revertir el resultado de las PASO en esos departamentos, pero el gobernador Ricardo Quintela ya dejó claro que no está dispuesto a aceptar internamente nuevamente resultados tan negativos como los de agosto. 

Y hay un dato más que se debe tener en cuenta y es el armado del próximo gabinete provincial. 

Quintela está pensando en una reforma de su equipo de Gobierno más amplia de lo que viene trascendiendo en los medios, inclusive con la posibilidad de una reforma en la estructura ministerial. Los resultados electorales influirán de manera directa en las decisiones que va a tomar y habrá mucha atención a la posibilidad de que existan algunas “travesuras” o no en estos comicios.

Si los comicios son nacionales o provinciales es algo que se debate en el ambiente político riojano, y la respuesta es un poco obvia: es una elección nacional. Funciona el sistema de colectoras pero en sentido inverso.

Las posibilidades electorales de cada candidato estánatadas a su adhesión al estamento presidencial. Florencia López o Sergio Casas pesan menos al momento de la elección de la boleta que Sergio Massa, y lo mismo ocurre con Julio Martínez y Felipe Álvarez en relación a Patricia Bullrich o de Martín Menem y Juan Carlos Pagotto con respecto a Javier Milei. 

Los presidenciales arrastran a diputados y senadores, casi no ocurre de manera inversa. Aunque existió un pequeño corte de boleta en las PASO y al peronismo le fue un poco mejor en diputados y en senadores nacionales que en el estamento presidencial.

Justamente es por ello que en la “Casa de las Tejas” hay una obsesión y es alcanzar las dos senadurías nacionales. Teniendo en cuenta que en ese estamento la distribución de cargos es por mayoría (el que gana se queda con dos bancas sin importar la diferencia de votos sobre el segundo, con un voto de diferencia alcanza), es una posibilidad cierta pelear las dos senadurías porque en las PASO la distancia fue un par de miles de votos y creen en el Justicialismo que lo pueden conseguir revertir el resultado.

No ocurre lo mismo en diputados nacionales, en donde la distribución de cargos es por sistema D´hont y casi nadie dentro de “Unión por la Patria” confía en la posibilidadmatemática de ingresar dos legisladores. Si el resultado de las PASO se repitiera en dos semanas, serían diputados nacionales: Martín Menem por la “Libertad Avanza”, Sergio Casas por “Unión por la Patria” y Felipe Álvarez por “Juntos por el Cambio”, uno por cada fuerza.

Esta semana el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof dijo en el medio digital “Infobae” que hay un sector de la sociedad que en su enojo con el peronismo no solamente no lo vota, sino que directamente no escucha lo que tiene para decirle “Unión por la Patria”en esta campaña.

Quizás allí está la clave. El oficialismo provincial deberá volver a conectar con esos sectores si pretende que el 22 de octubre a la noche las caras sean diferentes a las delatardecer del 13 de agosto. ¿Está a tiempo?

Comentarios

comentarios