LA RIOJA: 100 DÍAS DE CUARENTENA, CON FLEXIBILIZACIÓN Y REBROTE INCLUIDO

LA RIOJA: 100 DÍAS DE CUARENTENA, CON FLEXIBILIZACIÓN Y REBROTE INCLUIDO
junio 27 12:54 2020 Imprimir noticia

La batalla contra el COVID avanza en el territorio riojano. La situación epidemiológica está controlada con 17 departamentos sin COVID-19, el sistema de salud reforzado y sin marcha atrás en flexibilizaciones. La responsabilidad social y el rol del Estado.


La cuarentena avanza. En La Rioja semanas atrás se entró en etapa de distanciamiento social y se dejó el aislamiento. Comercios abierto trabajando en doble turno, diversas ramas industriales operativas y con una economía que parece comenzar a dar pasos en lo que será un largo proceso de recuperación.

Esta es la actual situación en la provincia, donde la cuestión epidemiológica está controlada, más allá del rebrote de casos que hasta este viernes implican 11 casos activos, aunque en esta última jornada no se detectaron nuevos positivos.

Sin embargo, desde el gobierno se sigue apelando a la responsabilidad social, es decir al cumplimiento del distanciamiento y los protocolos, pero con la tranquilidad que en este tiempo se ha reforzado el sistema de salud para poder dar respuesta si se comienzan a multiplicar los casos y con un Estado que fue aprendiendo sobre la marcha porque nadie estaba preparado para enfrentar una pandemia.

En el medio hubo polémicas, como por ejemplo la llegada del presidente de la Nación, Alberto Fernández, donde anunció obras por más de 20 mil millones de pesos, pero para un sector de la sociedad su visita fue innecesaria en el marco de una pandemia al ingresar a la provincia una comitiva que venía desde el lugar donde está la situación más crítica del país como lo es AMBA.

A esto se suma que en las últimas horas, el gobierno riojano salió a advertir que hay circulación comunitaria del virus ya que no se conoce el nexo epidemiológico de algunos de los últimos casos activos, y si bien pidió no alarmarse exige ser responsables.

Incluso, no descartan que los casos de coronavirus suban en La Rioja, pero reiteraron que los 100 días de cuarentena fueron claves para que la provincia arme un sistema sanitario fuerte y se prepare para dar respuesta si llega el temerario pico de COVID-19 a la provincia y el país.

Pero las responsabilidades políticas en este caso de la gestión Quintela no deben quedar en la batalla contra el coronavirus, sino que tiene que comenzar a analizar y armar lo que será la post pandemia.

La Rioja necesitará de mucho auxilio estatal para levantarse del brutal daño económico que provocó el COVID-19 en la economía, principalmente la privada, pero también a los miles y miles de estatales riojanos.

Desde distintas cámaras empresarias advierten que por ejemplo al menos entre un 10 y un 20 por ciento del comercio que había previamente no reabrirá, con lo que ello implica en una provincia donde la creación de empleo genuino es una gran deuda pendiente.

A esto se suma la compleja situación de los estatales, con sueldos en su mayoría por debajo de la canasta básica, por la imposibilidad del Estado de brindar aumento desde fines de 2019 a la actualidad.

Lo que viene una vez que La Rioja, el país y el mundo termine la pandemia será igual o más duro que la actualidad. Una economía que deberá reconstruirse desde abajo y donde el gobierno riojano en el caso de nuestra provincia deberá demostrar gran capacidad para un contexto complejo e inimaginado en el que les toca gobernar.

A esto se suma un 2021 electoral, pero eso quedará para otro análisis.

Comentarios

comentarios