Lanzarán microcréditos no bancarios para mayores de 40 años

Lanzarán microcréditos no bancarios para mayores de 40 años
febrero 29 14:22 2020 Imprimir noticia

Son para la compra de maquinarias, bienes y herramientas, con el objetivo de insertar familias en el mercado laboral. Lo financia Nación y en La Rioja lo manejará Desarrollo Social. Construcción, gastronomía, textil y jardinería, entre los rubros incluidos.


El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación lanzará en marzo un esquema de microcréditos no bancarios a “gran escala” para adultos, mayores de 40 años, para la compra de maquinarias, bienes y herramientas, con el objetivo de “desendeudar” a las familias e involucrarlas en el mercado del trabajo.

Se destinarán microcréditos a todas las provincias, incluido en La Rioja, donde las solicitudes se receptarán a través de Desarrollo Social de la provincia una vez implementado el programa.

Así lo confirmó este viernes el titular de la cartera, Daniel Arroyo, durante una charla con periodistas, en la que apuntó que los créditos estarán destinados a aquellos que “no tienen garantías bancarias”, un universo de 4 millones de trabajadores independientes.

A través de un sistema de tutorías, que realizarán egresados y estudiantes de carreras técnicas, los aspirantes a los créditos deberán acreditar su actividad y el plan de acción que justifique la compra de “herramientas, insumos, maquinarias o bienes de capital”.

Los créditos serán activados a través de la Comisión Nacional de Microcrédito (Conami), a tasas estimadas del 2 o 3 % anual y a 36 meses de plazo.

La propuesta se enlaza con otra iniciativa presentada esta semana por Arroyo, el Concurso Nacional Potenciar, que consiste en la entrega de kits de máquinas y herramientas a personas con experiencia en oficios que se encuentran sin empleo.

“Nuestra idea es sacar el Ministerio a la calle y lograr el vínculo entre los planes sociales y el trabajo”, resaltó Arroyo, quien aseguró también que está avanzado otro proyecto para que, poco a poco, las 600 mil personas que cobran planes sociales se sumen al mercado de trabajo formal.

La idea es que cobren un monto equivalente al salario mínimo, el 50 % por el plan que ya cobran y el resto a través de un pago que reciban de parte de una empresa u organismo.

Comentarios

comentarios