MOTOCHORROS. ROBARON, MATARON Y DEBERÁN PASAR 16 AÑOS EN PRISIÓN

MOTOCHORROS. ROBARON, MATARON Y DEBERÁN PASAR 16 AÑOS EN PRISIÓN
junio 29 22:01 2020 Imprimir noticia

Se trata de Miguel Palacio y Micaela Villaruel, quienes según la justicia tiraron de su moto a Claudia del Valle Castillo para robarle la cartera mientras circulaba en su moto, lo que le costó la vida. PORMENORES.


La Cámara Tercera En Lo Criminal y Correccional integrado por la Dra. Edith Agüero como Presidente y los vocales Dres. Jorge Gamal Chamia y Pablo Peralta Martínez, en modalidad de audiencia virtual, resolvió leer la sentencia en la que se condenó a Miguel Ángel Palacio y a Micaela Milagros Villarruel, a la pena de 16 años de prisión de cumplimiento efectivo, por considerárselos coautores penalmente responsables y culpables del delito de Homicidio en Ocasión de Robo, Artículos, 165 y 45, 40 y 41 del Código Penal.

El hecho que se les imputa a los acusados sucedió el 4 de enero de 2018 cuando Miguel Ángel PALACIO y Micaela Milagros Villarruel a bordo de una motocicleta se apoderaron mediante la modalidad conocida como arrebato de la cartera de Claudia del Valle Castillo, que contenía un celular marca Samsung y otros elementos, mientras ésta se desplazaba en una motocicleta Motomel Blitz, por calle Portezuelo y Pasaje Los Quinteros del barrio San Nicolás de la ciudad de La Rioja.

Como consecuencia de la violencia ejercida para concretar el apoderamiento, la víctima cae del rodado en movimiento resultando con lesiones que posteriormente determinaron su fallecimiento.

La lectura de la sentencia estuvo a cargo de la Secretaría “B” a cargo de Dra. Ana Florencia Mercol, y mediante la sentencia la magistrada ordenó que la pena impuesta sea cumplida en el Servicio Penitenciario Provincial, por lo que los condenados continuarán alojados en esa institución penitenciaria hasta el agotamiento de la sentencia artículo 528 del Código Procesal Penal.

Asimismo, impuso que, durante el término de privación de la libertad, Palacio y Villarruel sean sometidos a un tratamiento de rehabilitación por la adicción de estupefacientes y/o psicológico, lo cual será supervisado por el Juzgado de Ejecución Penal.

Comentarios

comentarios