Quintela le imprime mística peronista a la recta final de su campaña

Quintela le imprime mística peronista a la recta final de su campaña
octubre 12 12:30 2019 Imprimir noticia

El candidato a gobernador recorrió distintos distritos del interior con caravanas y actos en clubes y barrios, llegando a los sectores más vulnerables. Voto duro, aparato peronista y boleta larga, las claves de su estrategia para llegar a la ‘Casa de las Tejas’.


Ricardo Quintela es uno de los grandes referentes peronistas de La Rioja. Con voces a favor y en contra, nadie puede discutirlo y por ello irá por tercera vez en busca de la gobernación.

“La tercera será la vencida”, confían en el Frente de Todos, el sector que lo eligió como el candidato a gobernador. En ese contexto y a diferencia de las dos derrotas anteriores, es la primera vez que Quintela irá con el respaldo de la ‘Casa de las Tejas’ e intendentes, que no es poco.

El voto duro que tiene principalmente en la Capital, más el enorme aparato del gobierno provincial y del Partido Justicialista más la boleta larga con Alberto Fernández presidente y Cristina Kichner vice hacen muy difícil que esta vez se le escape llegar a la primera magistratura provincial.

El Frente con Todos mide todas las semanas a través de encuestas de la consultora Gustavo Córdoba y Asociados como está para el 27 de octubre, y pese a que no son difundidas, Riojavirtual pudo conocer que le dan la delantera en casi toda la provincia.

En ese contexto, Quintela apuesta fuerte a la mística peronista con caravanas al mejor estilo Carlos Menem en el año 1989 por los distintos departamentos del interior y busca evitar grandes actos políticos para apostar principalmente a las reuniones barriales ‘face to face’.

Además, en la época de las redes sociales logró forjar una dinámica importante para que su minuto a minuto esté reflejada en estas nuevas tecnologías y principalmente al sector joven le llegue su mensaje.

A menos de 20 días de las elecciones Ricardo Quintela se juega su partido más importante de su historia política. Un triunfo lo pondría en el cargo que siempre soñó con llegar y lo esquivó dos veces. Una derrota sería casi su jubilación política.

Sin embargo, el ‘Gitano de la gente’ como lo llama su dirigencia no se le pasa esto último por la cabeza, sino todo lo contrario, mientras realiza la campaña ya analiza un hipotético gabinete, sus primeras acciones de gobierno y principalmente reactivar la economía y contener a los sectores que más están sufriendo la crisis económica que atraviesa el país.

El 27 de octubre será el Día D. En La Rioja se gana por un voto. No hay balotage y con un PJ dividido por la candidatura de Luis Beder Herrera quien no encontró consenso con el oficialismo, el justicialismo local busca ratificar su hegemonía.

Comentarios

comentarios