«SI NO SIGUEN LAS OBRAS EN EJECUCIÓN EL PANORAMA SERÁ DESOLADOR»

«SI NO SIGUEN LAS OBRAS EN EJECUCIÓN EL PANORAMA SERÁ DESOLADOR»
diciembre 14 10:52 2023 Imprimir noticia

Tras el anuncio de Nación sobre la suspensión de la obra pública, en la Cámara de la Construcción de La Rioja la preocupación está centrada en el futuro de las obras que están en plena ejecución. La entidad alertó que si esas obras no continúan, caerá fuerte el empleo en el sector. «La situación es muy compleja», alertaron.


El presidente de la Cámara de la Construcción, Jorge Feryala analizó el presente del sector luego de los anuncios del Gobierno nacional de que se suspenderá la obra pública ya licitada y que aún no se inició.

En el corto plazo, la principal preocupación de la cámara empresaria es saber qué pasará con las obras que sí están iniciadas, si van a continuar o no. Para Feryala, no fue claro el anuncio que sobre este punto dio el ministro de Economía, Luis Caputo.

«No quedó claro qué va a pasar con las obras que ya están en ejecución y eso es primordial para nosotros porque significa la continuidad de esos contratos que están firmados. En la provincia hay obras de viviendas que están entre un 40% y un 70% de ejecución y es indispensable darles continuidad y que se puedan terminar», sostuvo el empresario en diálogo con Riojavirtual Radio.

Feryala avizoró un «panorama desolador» si no se completan las obras en ejecución. «Si no siguen los proyectos que están en ejecución por parte de Nación y si las obras con fondos provinciales también se van a ver menguadas -porque hay incertidumbre respecto de qué fondos van a llegar a las provincias porque generalmente se hacen con los fondos extracoparticipables. Si pasa todo eso vemos un panorama desolador y prácticamente sin trabajo para el sector», aseguró.

Feryala confirmó que ya se dieron despidos en el sector aunque aclaró que esas cesantías también coinciden con la época del año, cuando generalmente se paran las obras y se retoman en febrero. «Los despidos ya se dieron inicio aprovechando también la etapa del año donde generalmente al personal se le da vacaciones, pago de aguinaldo y puedan cobrar el fondo de desempleo que se les vino depositando durante todo el año. Lo que se hizo fue adelantar 10 días esa situación», explicó.

En este punto, el empresario insistió en que desde el sector se esperan definiciones nacionales sobre el futuro de las obras en ejecución. «Esperamos saber qué va a suceder con las obras nacionales en ejecución para saber si a partir del año que viene van a tener continuidad, retomar los trabajos y tomar todo el personal que está siendo despedido», añadió.

El titular de la Cámara de la Construcción de La Rioja dijo además que la mayoría de las constructoras de la provincia no están en condiciones de atravesar una situación signada por la paralización de la obra pública. «Las empresas, en su mayoría, no están en condiciones de atravesar una situación como esta. Para dar continuidad a las obras las empresas venimos con una inercia de endeudamiento tanto en el sector financiero como en planes de pago en AFIP y deudas en cuentas corrientes en los corralones y que de un día para el otro vengan y te digan que se corta la obra pública, te dejan de pagar. Esta inercia sigue, las empresas deben afrontar esos pagos. La situación es muy crítica», afirmó.

Feryala destacó que la cámara empresaria mantiene reuniones con el Gobierno provincial para buscar algún mecanismo con el cual adelantar fondos a las empresas que permitan afrontar los pagos al personal. «Estamos en reuniones. La idea es ver si se puede hacer una planilla de deuda tanto nacional o provincial para ver si podemos implementar algún tipo de préstamo o sesión de certificados en el banco con los cuales poder afrontar los pagos que tienen que percibir los trabajadores», dijo al respecto.

En cuanto a las deudas de Nación a las empresas por certificaciones de obra, informó que la Casa Rosada adeuda parte de octubre y noviembre. «Se pagó hasta parte de octubre. A las empresas les queda por cobrar un saldo de octubre y noviembre y estos días de diciembre. La incertidumbre es que no sabemos si se va a pagar ni cuando y además con precios totalmente desfasados por la devaluación que se dio y que es de más del 100%», expuso.

Por último, se mostró pesimista ante la posibilidad de que sea el sector privado quien afronte la realización de obras en la provincia. «La situación económica no da para que un privado venga y lleve a cabo un proyecto de este tipo, de iniciativa privada. En provincias como la nuestra es muy difícil avanzar con una iniciativa privada donde se pueda cobrar la inversión que haga ese privado», dijo.

Comentarios

comentarios