WANCHOPE SE VA DE BOCA PARA JUGAR EN EE.UU

WANCHOPE SE VA DE BOCA PARA JUGAR EN EE.UU
marzo 24 07:26 2021 Imprimir noticia

Boca deja ir a Wanchope Ábila. Lo deja ir en un momento en el que no le sobra demasiado en ataque. Lo deja ir, además, cuando tanto se habla de la falta de un nueve goleador, aunque sea como opción en el banco. Y lo deja ir, como si fuera poco, a préstamo hasta diciembre y sin cargo. ¿Cómo? Claro, para explicar por qué de entrada no recibirá un peso hay que meterse en la entraña de la negociación.

Wancho, por empezar, no figura otra vez en la lista de concentrados para el partido de este miércoles con Defensores de Belgrano, pero en este caso es porque su pase al Minnesota United de la MLS está a punto de oficializarse (faltan algunos detalles de documentación). En principio, está todo acordado: Boca ya le dio el okey a la oferta del equipo yanqui y acepta las condiciones para que la operación se realice.

Entre esas condiciones, están los detalles. El goleador se va a préstamo sin cargo hasta diciembre con una opción de compra obligada si juega una determinada cantidad de partidos, que aún no se dio a conocer. Si ese objetivo se cumple, Minnesota United deberá adquirir su pase y así Boca recibiría un importante monto (sería alrededor de cuatro millones de dólares) por el delantero que lleva poco más de tres años en el club (36 goles en 83 partidos).

Ahora, ¿qué pasa si Wancho va a EE.UU., no juega y no alcanza esa meta? Volverá al club en diciembre y el club yanqui deberá pagar una especie de compensación que, si no se hace la transferencia, sería como si efectivamente hubiera abonado por el préstamo del delantero. Es decir, o por su venta o por su cesión, en el Xeneize terminará entrando dinero, pero recién en diciembre. Y en el peor de los casos, recuperará al jugador para el 2022.

Ahí hay otro detalle: Wancho tiene contrato hasta junio del próximo año. Pero al irse ahora, extenderá su contrato hasta diciembre del 2022. ¿Por qué? Porque técnicamente un jugador que vuelve de una cesión tiene que tener sí o sí un año más de vínculo por delante con el club dueño de su pase. Por lo tanto, si Minnesota no hiciera uso de la opción, al goleador le quedará una temporada para volver a ponerse la azul y oro.

Si la operación se oficializa en estas horas, Ramón se reencontrará con un viejo amigo y también cordobés: Bebelo Reynoso, quien también fue vendido por el Consejo al mismo club que hoy espera a Wancho. Boca, en agosto del año pasado, transfirió al volante por alrededor de cuatro millones de dólares, un monto similar al establecido por Ábila.

Comentarios

comentarios