COVID. LA RIOJA EN UN MOMENTO BISAGRA QUE REQUIERE RESPONSABILIDAD SOCIAL

COVID. LA RIOJA EN UN MOMENTO BISAGRA QUE REQUIERE RESPONSABILIDAD SOCIAL
febrero 21 12:37 2021 Imprimir noticia

A las acciones y las obligaciones que debe tener el Estado, también se debe acompañar con un fuerte nivel de compromiso de la gente en cuanto a respeto a los protocolos, para evitar un rebrote que nos puede volver a golpear social y económicamente.


**De la redacción de Riojavirtual**

La obligación de un Estado presente está clara en el marco de una pandemia. Tanto en material social, económica como sanitaria y está bien que así se exija desde todos los sectores de la sociedad.

Pero también se debe contribuir desde la población con algo básico, que no solo beneficia a la organización de un Estado sino a su propia salud, que es lo único invaluable que tiene una persona y una familia.

Por ello, urge que más allá de las falencias que pudiere haber en controles del Estado tanto provincial como municipal, la gente tome conciencia que el coronavirus sólo en La Rioja costó 449 vidas hasta el momento y otros miles que la pasaron mal y hasta sufrieron secuelas.

Que un intendente permita que en la localidad de Milagro, cabecera del departamento General Ocampo, haya un recital con más de mil personas sin ningún tipo de protocolo genera repudió, rechazo y debería tener consecuencias, pero también está la responsabilidad social de saber que concurrir a este tipo de actividades son sumamente riesgosas.

El COVID golpea sin distinción de clase social, religiosa o edad. Puede generar enormes tragedias en familias enteras cuando en el último mes se abrió una luz de esperanza que es la tan ansiada vacuna.

Cada vez falta menos para que nuestros adultos y personas de riesgo sean inmunizadas tras un 2020 de terror y miedo. Es por ello que no podemos tirar por la borda un esfuerzo colectivo que nos permitió evitar desbordes en hospitales y que todos hayan tenido la atención necesaria.

Con aciertos y errores hubo y hay un Estado presente, pero no todo depende de ellos. También depende de nosotros y allí la responsabilidad social toma un rol clave. Cuidate y cuidanos. Seguimos en pandemia.

Comentarios

comentarios