LA CONSTRUCCIÓN PRIVADA TAMBIÉN PIDE SER HABILITADA EN FASE 1

LA CONSTRUCCIÓN PRIVADA TAMBIÉN PIDE SER HABILITADA EN FASE 1
septiembre 03 08:24 2020 Imprimir noticia

Al igual que el comercio no esencial, así lo expresaron en un documento conjunto el colegios y consejos de Arquitectos, Ingenieros y Agrimensores, entre otros. Aducen que hay protocolos para poder trabajar y evitar la quiebra del sector.


Los actores vinculados a la construcción privada como colegios y consejos de Arquitectos, Ingenieros y Agrimensores, entre otros, le pidieron formalmente al gobierno y en conjunto por la apertura de la actividad en FASE 1.

En una solicitada, advierten que “valoramos el esfuerzo y apoyamos las decisiones del gobierno, en gran parte, para hacer frente a esta cruel realidad (de la pandemia). Pero también no debemos dejar de atender el problema económico que día a día nos empobrece y perjudica por no poder trabajar”.

En esa línea advierten que en el marco de la lucha contra el coronavirus estuvieron más de dos meses sin poder operar y “actualmente, y desde el 18 de agosto, nos encontramos frente a una situación insostenible. A pesar de contar con protocolos consensuados y aprobados, a pesar de no haberse registrado casos de contagios en las obras de construcción, a pesar de que actualmente las fábricas del sector industrial pueden trabajar bajo protocolo (aún registrándose algunos casos de contagio en algunas fábricas) y a pesar de que ciertas obras públicas se encuentran habilitadas, la obra privada y algunas obras públicas están suspendidas”, indicaron.

Agregan que “esta paralización está afectando negativamente a todo el sector, empobreciendo a los monotributistas, autónomos y responsables inscriptos, que al no poder trabajar deben afrontar la pérdida de ingresos, endeudamiento irreversible para pagar salarios de mano de obra directa e indirecta, materiales, impuestos y costos fijos de funcionamiento, empujando al límite de cerrar empresas o abandonar la actividad, sin mencionar a los albañiles que también pierden sus puestos de trabajo o ven disminuidos sus ingresos”.

“La construcción es una de las principales actividades de la economía y esta situación la está destruyendo y perjudicando en casi todos los ámbitos”, apuntan y agregan en su solicitada que “es por ello que de manera conjunta entre todos los sectores afectados solicitamos una vez más la flexibilización de la obra privada para llevar adelante esta actividad de forma responsable y bajo el cumplimiento de protocolos específicos de bioseguridad”.

Comentarios

comentarios