Triste. La pobreza ya alcanza el 34,1% de los argentinos

Triste. La pobreza ya alcanza el 34,1% de los argentinos
agosto 03 11:11 2019 Imprimir noticia

Son datos del primer trimestre de 2019. Un año atrás estaba en el 25,5% y ahora llega al 34,1%. Afecta a 13,8 millones de personas en el territorio nacional, incluido La Rioja, según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina.


En el inicio de este año volvió a aumentar la pobreza. Ascendió al 34,1 % de la población, proyectando a nivel nacional urbano las bases usuarias de la EPH (Encuesta Permanente de Hogares) del primer trimestre que este viernes difundió el INDEC.

Un año atrás, la pobreza se ubicaba en el  25,5%. En tanto, la indigencia trepó al 7,9%,contra un 4,9% del primer trimestre de 2018.

Esto significa que, sobre una población urbana de 40.500.000 personas, hay 13.800.000 pobres, con un aumento en 12 meses de 3.600.000 nuevos pobres.

De esos totales, los indigentes urbanos suman 2.900.000, con un incremento de casi un millón de nuevos indigentes.

Si esos mismos porcentajes se proyectan a toda la población, incluyendo el sector rural, hay poco más de 15 millones de pobres, los cuales 3,5 millones son indigentes.

Estos datos son similares a los que anticipó al diario Clarín el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica) Agustin Salvia tomando en cuenta la evolución de los ingresos de la población y las líneas de indigencia y pobreza. Y coinciden con los cálculos del economista Claudio Lozano, luego de procesar la EPH difundida por el Instituto oficial.

Se descuenta que aumentó la incidencia de los niños en el total de pobres . Y por regiones el norte argentino y el conurbano bonaerense vuelven a destacarse con los mayores niveles de privaciones de ingresos.

Este fuerte incremento de la indigencia y de la pobreza se explica por el deterioro de las condiciones de vida de la población en el ultimo año como consecuencia de varios factores: caída del salario real, deterioro de las jubilaciones y demás prestaciones sociales, como asignaciones familiares, pérdida de empleos, crecimiento del cuentapropismo y de los empleos informales en un contexto de retracción de la actividad económica y caída de poder adquisitivo frente al aumento de la inflación.

Comentarios

comentarios